Miércoles, 07 Octubre 2020 16:45

La contaminación del aire y su relación con los factores de riesgo para COVID-19

Escrito por

FotoPerú21 Lima

¿La contaminación del aire podría contribuir en aumentar el riesgo de muerte por COVID-19?

La relación entre contaminación atmosférica y sus efectos negativos en la salud ha sido ampliamente documentada, y tal como lo señala la Organización Mundial de la Salud (2005), para el caso del material particulado, se produce en particular en los sistemas respiratorio y cardiovascular.

De hecho, según datos del Global Burden of Disease Study (2017) coordinado por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) ubicado en la Universidad de Washington, una muerte de cada seis se encuentra relacionada a infecciones respiratorias atribuidas a contaminación por PM 2.5.

¿En el Perú cómo estamos en esta materia? Si bien en las últimas semanas nos han dicho que la situación de la calidad del aire ha mejorado significativamente - en Lima Metropolitana, básicamente - producto de la cuarenta impuesta por la pandemia del COVID-19; lo contradictorio de esta “buena noticia”, es que demuestra que, en circunstancias normales, nos enfrentamos diariamente a condiciones ambientales desfavorables.

Este hecho resulta particularmente preocupante, si tenemos en cuenta que nuestros parámetros de referencia se encuentran muy por encima de los valores guías de la OMS. Por ejemplo, en el siguiente cuadro, podemos advertir la diferencia entre lo establecido para material particulado en el estándar de calidad ambiental para aire aprobado (Decreto Supremo N° 003-2017-MINAM) y la Guía de calidad del aire de la OMS (2005).

Cuadro 1: Comparación ECA aire y Guía OMS – Parámetro material particulado

Valores PM2.5Elaboración propia

Al respecto, debemos tener en cuenta que, si bien los valores guía son naturaleza referencial, se han desarrollado para apoyar acciones que permitan alcanzar una calidad del aire que proteja la salud pública en diferentes contextos. Mientras que los estándares de calidad ambiental, se adoptan como parte de nuestra política ambiental, buscando mantener un equilibrio entre los riesgos a la salud, la viabilidad tecnológica y consideraciones económicas. Teniendo en cuenta además, nuestro nivel de desarrollo y la capacidad que como país tenemos para gestionar la calidad del aire.

GUIA OMSEl Perú se encuentra en el objetivo intermedio-2 para material particulado. Fuente: OMS. Guías de la calidad del aire. 2005.

En este contexto, mejorar los parámetros de la calidad del aire constituyen un reto para nuestra política ambiental y de salud pública, a la luz de las enfermedades y riesgo de muerte que puede desarrollarse producto de la contaminación atmosférica.

Un ejemplo de que está problemática ya genera un impacto negativo entre nosotros, lo encontramos en la siguiente gráfica, tomada de la exposición de motivos del Decreto de Urgencia N° 029-2019, que establece incentivos para de fomento de chatarreo.

Gráfica 24

Como se puede advertir, neoplasias malignas en órganos del sistema respiratorio, infección respiratoria agua baja, enfermedad isquémica del corazón y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, se encuentra entre el abanico de enfermedades asociadas a la mala calidad del aire.

Más aún, estas enfermedades en el marco de la pandemia por el COVID-19 constituyen condiciones pre existentes que hacen de todas las personas que las padecen parte del grupo de riesgo para el desarrollo de cuadros clínico severos y muerte, con una tasa de letalidad que va desde el 5.6% hasta el 10.5%, conforme a lo detallado en el documento técnico “Prevención, diagnóstico y tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú”, aprobado mediante Resolución Ministerial N° 193-2020-MINSA.

"La presencia de comorbilidades como hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, asma, enfermedad pulmonar crónica ente otros, cuyo desarrollo – como se ha resaltado – se relaciona con la contaminación del aire, constituyen factores de riesgo individual asociados al desarrollo de complicaciones relacionadas al COVID-19".

En este contexto, el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA, por sus siglas en inglés), ha recogido en su última publicación titulada “Cómo la contaminación del aire empeora la pandemia del COVID-19”, la referencia de una serie de estudios que viene desarrollándose alrededor del planeta, a fin de determinar como la contaminación de aire está relacionada con infecciones respiratorias que constituyen las condiciones preexistentes que empeoran los síntomas y generan mayor riesgo de muerte por COVID-19. 

Por esta razón, culminado el aislamiento social y de regreso a la “normalidad”, debemos prestar atención a las acciones que se adopten para avanzar hacia los niveles recomendados por la OMS; nada nos asegura que la próxima pandemia sea menos infecciosa, más aún cuando, no se advierte propósito de mejora en nuestra relación con la biodiversidad y la protección de ecosistemas.

Imagen: Perú21.

Visto 1468 veces Modificado por última vez en Martes, 01 Diciembre 2020 20:25